lunes, 16 de febrero de 2015

Avefrías en Alday

Hola a tod@s :


Sigo aprovechando ese espacio de tiempo de descanso laboral que tengo en la sobremesa para pasarme de vez en cuando por la "remozada" Marisma de Alday.

La semana pasada aproveché una soleada tarde para visitar la zona. Es un magnífico momento para disfrutar de diferentes especies de anátidas y gaviotas en considerable número. 





Predominaban los Patos Cuchara, pero también había numerosos Rabudos y Cercetas



Sin embargo voy a dar el protagonismo al bando de 87 Avefrías (Vanellus vanellus) que avisté esa tarde agrupadas, en su mayoría, en una de las isletas.










Es el mayor bando que he visto por el arco de la Bahía de Santander en lo que llevamos de invierno. Imagino que éstas habrán aparecido por aquí arrastradas por el temporal de frío que hemos tenido días atrás. 

Las aves que invernan en nuestra región se han hecho de rogar o "no han puesto los pies en la misma". Era esperanzadora esta última ola de frío y nieve que hemos tenido pero en realidad poco o nada ha arrastrado a nuestros lares, a pesar de que ha sido una de las más "durillas" vividas en los últimos años, y es que al parecer ha sido una ola de mucho frío pero de poca nieve en cotas y países más septentrionales, lo que ha hecho que nuestros antiguos visitantes se hayan quedado en zonas norteñas. 












Me viene a la cabeza alguna conversación con lugareños del campo cuando te decía que la aparición del Avefría (cuando no las machacaban a tiros) era clara advertencia de que se aproximaba lo más duro del invierno. Pocas se han visto y menos se ven ahora ... ¿será otra clara advertencia sobre los inviernos que nos esperan?.

Un saludo y gracias por seguir mi blog.



domingo, 8 de febrero de 2015

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Hola a tod@s :

Cuando he estado dando o escuchando charlas acerca de los murciélagos dos son los aspectos en los que más hincapié se ha hecho : la ecolocalización y la característica de ser los únicos mamíferos que tienen la capacidad de volar.

Pero en lo que se refiere a determinados aspectos de su vuelo, al contrario que con el tema de la ecolocalización, no se ha profundizado en exceso.

He recopilado una serie de datos respecto al vuelo de los murciélagos que creo que son de interés. En ellos planteo sin profundizar en exceso ciertas comparativas con las aves, los seres vivos de sangre caliente voladores por excelencia, y en las cuales se detallan diversos aspectos de ambas especies en los que predominan las coincidencias más que las diferencias y que paso a detallar

El aspecto más importante de esta capacidad de vuelo que murciélagos y aves comparten es que ambos tienen alas. Si bien las diferencias anatómicas de éstas entre ambas especies es más que evidente la manera de usarlas para volar presentan en su mayoría aspectos con más semejanzas que diferencias buscando un fin común : Fuerza de sustentación para mantenerse y avanzar en el aire. En ambas especies el vuelo es la resultante de una combinación  de movimientos de subida-bajada-rotación.

En las alas de las aves las plumas rémiges primarias, secundarias y terciarias juegan el papel principal en el vuelo. Las primarias, las más largas de las plumas del ala, representan la parte principal en el empuje, maniobrabilidad y avance del ave en el vuelo en el momento del descenso del ala en el movimiento de aleteo. Son flexibles y en el momento en el que que movimiento del ala es hacia arriba estas se separan para que el aire pase a través de dichas plumas ayudando a reducir la resistencia del aire.

Las plumas secundarias y terciarias son más cortas y rígidas que las primarias. No se separan y permanecen unidas en el vuelo, siendo las que ayudan al ave a elevarse mantenerse en el aire (sustentación). 




Esquema de "brazos" humanos, de aves y de quirópteros


 Esquema del ala de un ave




El ala de un murciélago o patagio está formada por una membrana de piel que va desde su pata -costado hasta el segundo dedo de su mano. La mano de un murciélago consta de de cinco dedos; los dedos del 5º al 2º muy largos y extremadamente flexibles y elásticos gracias a la falta de calcio que tienen sus huesos algo que como veremos es de gran importancia en su vuelo. El pulgar tan solo lo utilizan para agarrarse o caminar no teniendo protagonismo alguno en su capacidad de volar.



Partes de ala de un murciélago


La membrana que discurre entre los dedos 5º a 2º  o quiropatagio tiene una función muy parecida a las plumas primarias de las aves, ya que es la parte del ala que permite desplazarse y maniobrar al murciélago en su vuelo gracias a esa flexibilidad de la que hablamos anteriormente. La membrana que discurre entre el quinto dedo y la pata del murciélago o plagiopatagio es la parte del ala que permite al murciélago elevarse y mantenerse en el aire, cumpliendo la misma función que las plumas secundarias y terciarias de las aves. A continuación pongo dos vídeos cortos pero muy ilustrativos.



                          


       
Dos vídeos que muestran el movimiento alar de un murciélago



Otros aspectos semejantes en el vuelo de aves y murciélagos :


Un esternón en forma de quilla que alberga unos fuertes músculos pectorales es otra característica que une a aves y murciélagos. En algunos casos representa los 2/3 de la masa muscular de ambas especies y la fuerza que imprimen es la que permite batir las alas en vuelo.

Y otra característica que comparten aves y murciélagos es el tamaño de su corazón. El esfuerzo que esta capacidad de vuelo les exige hace necesario que el bombeo de sangre sea continuo, por lo que los latidos son mucho más numerosos que en cualquier otra especie del reino animal y para ello el tamaño su corazón también ha de ser más grande en comparación. En el caso de los murciélagos el tamaño puede ser en comparación hasta tres veces más grande que en otras especies de mamíferos.

Espero que haya sido de vuestro interés.

Un saludo desde Cubas.



miércoles, 4 de febrero de 2015

Cormoranes en el Puerto de Santoña

Hola a tod@s :

El embarcadero que hay frente a la plaza de toros de Santoña es sin duda el mejor lugar para poder encontrar juntos en faenas de pesca a los dos representantes de la familia de los Phalacrocoracidae que pueblan nuestro Cantábrico, el Cormorán Grande (Phalacrocorax carbo) y el Cormorán Moñudo (Phalacrocorax aristotelis).

Hice una parada el pasado domingo en este lugar para ver si algún álcido se había acercado al Puerto de Santoña para refugiarse de las tempestades marinas que habíamos tenido días a atrás, pero este año no es año de álcidos .... no toca. Si  embargo varios ejemplares de cormoranes de ambas especies nadaban entre los barcos atracados en el embarcadero a la búsqueda de comida lejos de las revueltas aguas que había fuera de éste.  

Cerca de donde me encontraba se acercó un adulto de Cormorán Moñudo (Phalacrocorax carbo) que presentaba en la tibia de su pata izquierda una anilla de PVC de color rojo con dígitos blancos. Bien podría tratarse de un ejemplar anillado en Asturias en un programa de anillamiento de esta especie iniciado en el año 1998 de la mano del naturalista David Alvaréz Fernández en el que se marcaron cerca de 500 individuos entre pollos y adultos.







Cormorán Moñudo



Me fue totalmente imposible leer los dos dígitos. No obstante hace casi tres años mi amigo Ernesto Villodas hizo una entrada en su magnífico blog "No sin mis prismáticos" en la que hablaba de un moñudo en el mismo embarcadero con una anilla de PVC roja en su pata izquierda y con dos dígitos en blanco con el nº 88 ... ¿podría tratarse del mismo ejemplar?.


Más abundantes eran los Cormoranes Grandes (Phalacrocorax carbo) especie a la que por desgracia se ha convertido en proscrita gracias a la ayuda de los "lobbies" de la pesca. Que asco, de verdad.





Juvenil de Cormorán Grande






Adulto de Cormorán Grande



Y como despedida este precioso Petirrojo (Erithacus rubecula) reclamando en las ramas de un sauce. Viéndolo me vino a la memoria una crónica en un periódico de no hace muchos días en la que exponían España "cada vez tiene más turistas de dos piernas pero menos turistas alados" en relación a que debido al cambio climático muchas especies que antaño invernaban abundantemente en nuestro país apenas abandonas ya sus cuarteles septentrionales dado que las temperaturas en estos países norteños son cada vez un poco más altas y "aguantables" para nuestros pequeños amigos, poniendo de ejemplo al Petirrojo y de sus cada vez menores números en nuestro país.
   





Salud y Naturaleza