martes, 30 de diciembre de 2014

La Nava invernal

Hola a tod@s :

Era una cuenta pendiente que tenía y el domingo 21 de Diciembre ha quedado subsanada : la visita en invierno de la Laguna de la Nava para observar los ansares que paran por estas tierras en estas frías fechas.

Mi mujer, mis hijos y yo nos encaminamos a Fuentes de Nava donde habíamos quedado con nuestra nueva amiga Alicia Bello, magnífica ornitóloga y perfecta conocedora de este entorno, y con un grupo de familias de Burgos y Valladolid con hijos aficionados a la observación de aves y que forman parte de una asociación llamada Club de los Jóvenes Pajareros de Burgos.

Si bien por el camino nos encontramos de todo en lo que a cuestión meteorológica se refiere la niebla, algo al parecer bastante habitual en estas fechas, envolvía el entorno de la laguna.

En los campos que había junto a la carretera que une Mazariegos con Fuentes de Nava los Ansares Comunes (Anser anser) pastaban con toda tranquilidad. Era difícil adivinar cuantos ejemplares podía haber pues a la vista quedaban tan solo los que más cerca de la carretera se encontraban si bien tras la cortina de niebla se oían gran cantidad de reclamos de la especie.     





Ansares Comunes


Sobre las once de la mañana llegamos al aparcamiento situado en la parte opuesta a los tres principales observatorios de la laguna (Prao, Colada de Carrapalencia y Confitero) donde Alicia nos esperaba a todos. Poco a poco fueron llegando los componentes de la salida, tal y como dije, pertenecientes al Club de Jóvenes Pajareros de Burgos.






Muy bien dirigido por Miguel Angel Pinto la idea de esta iniciativa surge imitando a las poderosas asociaciones ornitológicas estadounideneses que cuentan con su apartado en forma de "clubs juveniles" para que niños y adolescentes se inicien en este mundo de la observación de aves bajo la tutela y supervisión de ornitólogos veteranos y que tomen el relevo como futuras generaciones de ornitólogos.

Aquí, además de gente con buen nivel en la observación de aves que tutelen la actividad de los jóvenes, también participan los padres y madres en estas salidas dando un agradable toque familiar  La idea es que esta iniciativa surgida en Burgos vaya calando por otras provincias con el fin de sacar una cantera no solo de observadores sino de amantes de la Naturaleza.

Pertinaz la niebla. Poco o casi nada nos dejaba ver. Nos encaminamos al Observatorio de la Colada de Carrapalencia     









Sobre mediodía la niebla levanto mostrándonos el vasto paisaje castellano. Empezamos a ver las primeras anátidas y ardeidas en la laguna. 



Paisaje del entorno de la laguna



Vida en la laguna



También empezamos a divisar varios bandos de Ansar Común sobrevolando la zona y otro de unas 9 Grullas Comunes (Grus grus) que al parecer han tomado esta zona como cuartel de invernada.






Pero hubo algo que me llamó mucho la atención. Bandos de Cigüeña Común (Ciconia ciconia) amenizaron en una zona zona de la laguna opuesta a la que nos encontrábamos ... ¿cigüeñas en estas fechas por este lugar?. Es cierto que en Cantabria hay un "grupusculo" sedentario de ellas, la gran mayoría recuperadas de daños gracias a la mano de Pepe Quintana pero ¿aquí?.

Pues si, el refran de "Por San Blas la cigüeña verás" está dejando de tener sentido gracias a ese cambio climático que algunos consideran una patraña y otros muchos, por desgracia, ignoran. Me comentó el guarda de este lugar que en estos momentos hay en La Nava y alrededores unos 500 ejemplares pasando el invierno. 




Las Cigüeñas extendían las alas para secarse la humedad que la niebla
 les había dejado, aprovechando los rayos de sol que había


Nos retiramos sobre las dos de la tarde a Boada. Allí comeríamos todos juntos y posteriormente visitaríamos la Laguna de Boada. Antes de llegar al aparcamiento un último vistazo en el observatorio El Prao ... el sol lucía y ahora si se podía observar en condiciones.  





Bandos de ansares y algunas cigüeñas pasaron cerca del observatorio.








Rica y amena comida en el Centro de Interpretación de la Laguna de Boada y preparación para visitar la laguna.





La tarde era clara y soleada. Nos encaminamos desde el pueblo al observatorio por un trazado de 1 km. aproximadamente. Por el camino numerosas cajas-nido para facilitar la proliferación del Cernícalo Primilla (Falco naumanni). Al parecer la iniciativa de esta colocación de cajas-nido parte de la asociación Grefa dentro de un programa de control biológico de plagas que está (o estaba) llevando a cabo y centrado en la eliminación del Topillo ayudando a la proliferación de sus enemigos naturales; me comentan que en este pueblo la presencia del temido Topillo en sus años de bonanza es mucho menor que en pueblos de alrededor donde el veneno es la forma de controlarlo ... no se, creo que con estos resultados se dice todo o al menos mucho.  



Me encanta el paisaje castellano



Caja-nido 



Pero si bien la gestión del Topillo en el lugar merece buena nota no se que decir de la gestión del agua en la Laguna de Boada. Que a estas alturas se encuentre con un bajísimo nivel hídrico a pesar de las últimas aportaciones de lluvia caída en la zona no es algo "normal". ¿Dejadez?, ¿gestión inadecuada?, ¿posible sobre explotación? ... no soy de la zona, no me atrevo a opinar "sin tener más pruebas"



Caminando al Observatorio de la Laguna de Boada


Avefrías, alguna Avutarda, un pequeño bando de Chorlito Dorado, anátidas varias .... bueno, para pasar un buen rato de observación había que ver sin dudas. Llamativo : Un solo ejemplar de Ansar Común en la zona.



Observando en la Laguna de Boada



Finalizamos el día de nuevo en la Laguna de La Nava, en concreto en el Observatorio de Corralillos. Con las últimas luces del día observamos como los bandos de Ansar Común se acercan a la laguna.

Fue una experiencia bonita la jornada en su totalidad. 

Lo positivo que me llevo, ver como en una región donde todo lo que suena a ecologismo y proteccionismo es casi un tema "tabú" hay juventud interesada en conocer la Naturaleza, en protegerla... ¿esperanza?, dicen que es lo último que se pierde. Son el futuro y espero que la bola crezca, que cada vez vayan siendo más. 

Lo negativo que me llevo, ver que la gestión de conservación de los entornos naturales brilla por su ausencia ... toda una pena.

Salud y Naturaleza.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Un osado Trinador

Hola a tod@s :

El pasado domingo disfrute de una jornada familiar de observación por las Marismas de Santoña. No es que fuera un buen día en lo meteorológicamente hablando, pues la lluvia no daba mucha tregua.

Por ello mi mujer, mis hijos y yo fuimos directamente al por fin abierto Observatorio de La Arenilla








La marea estaba alta y el agua, como se suele decir por estos lares, "como un plato" (es decir, ni olas, ni corrientes visibles ...). Barnaclas Carinegras, Colimbos Grandes, Somormujos Lavancos, centenares de Silbones y Rabudos, Zarapitos, dos Martines Pescadores haciendo lances de pesca frente a nosotros, .... más de una hora disfrutando del espectáculo.  





Aspecto que mostraban las marismas frente a La Arenilla



En un momento determinado mi mujer y mis hijos me avisaron de que algo se movía por las rocas que hay a pie del observatorio, que nos les había dado tiempo a ver lo que era pero que ahí continuaba.

Un pequeño rato de espera y ... asoma la cabeza de un Zarapito Trinador (Numenius phaeopus)








Ahí se tiró nuestro pequeños amigo todo el rato que estuvimos en el observatorio, yendo de un lado a otro poniéndose morado de cangrejos y mulatas (de estas dos últimas especies de crustaceo hice una entrada a la que puedes acceder pinchando aquí) . Aunque permanecíamos casi inmóviles sabía de nuestra presencia, nos miraba de reojo de vez en cuando, pero en ningún momento hizo ademán de asustarse y salir volando .... él a lo suyo.












Es algo que me deja un poco descolocado, que especies tan esquivas con la presencia humana sean a veces tan osadas ignorándote por completo mientras se dedican a sus quehaceres que por lo general son buscar comida. Por mi parte me alegro, pues este comportamiento tan poco habitual te permite pasar gratificantes momentos de observación.

Un saludo y gracias por seguir mi blog.