lunes, 26 de mayo de 2014

Adaptarse a las circunstancias

A finales de Febrero - principios de Marzo van llegando desde Africa a sus cuarteles de anidamiento los esperados Milanos Negros (Milvus migrans), quizás la rapaz más abundante de la Península Ibérica .... de momento. 

Pasan los años observando aves y aun nos quedamos relativamente absortos los que estamos en este mundo de la ornitología viendo ese volar quedado y planeante de esta especie sobre tejados, prados, arboledas, .... sin apenas aletear y a la búsqueda de roedores, pequeños reptiles y anfibios y sobre todo carroña. "Si lo encuentro muerto no desgasto fuerzas en cazar" es una de las premisas de algunas de nuestras rapaces aparte de las necrófagas por excelencia como el Busardo Ratonero, Aguila Real, Aguila Imperial ....

Pero hay unos lugares en particular en los que me asombra verlos planear a alturas relativamente bajas, unos lugares en los que se han hecho los especialistas por excelencia en aprovechar esos cadáveres que por desgracias se encuentran con relativa abundancia : las carreteras y autovías.




Milanos Negros



Algunas veces los observo planeando sobre estas vías a bajas alturas. En otras ocasiones y en menor medida haciendo picados sobre un punto determinado o incluso posados en el asfalto, levantando el vuelo rápidamente cuando te vas acercando con el vehículo .... indicativo de que el cadáver de algún animal está en un punto cercano en el que se encuentra. Aminoras la marcha, en efecto, ahí está una pobre criatura víctima de algún vehículo. 





Milanos Negros


¿Cuándo descubrieron los Milanos Negros este recurso que por excelencia ellos explotan para conseguir alimento?. No creo que haga mucho tiempo ... ¿15 años, 20 años?. No hace tanto que los vehículos son más veloces y más numerosos en las carreteras y sin embargo en tan corto período de tiempo han "evolucionado" para adaptase a este recurso en su búsqueda de alimentación. Se han adaptado a lasa circunstancias. 

Por otra parte mientras observaba a estos Milanos veo una familia de Anades Azulones (Anas Platyrhinchos) con siete pollos de pocos días de vida. Es momento de "nuevas generaciones", las únicas que en estos momentos me interesan, mientras en todos los medios nos bombardean con sus "programas" los partidos políticos, donde también hay "nuevas generaciones" que nada tienen que ver con las primeramente citadas para mi mucho más respetables y queridas.  




Un saludo y gracias por seguir mi blog.


jueves, 15 de mayo de 2014

Una de murciélagos y humedales por Valladolid

Este fin de semana me he desplazado a tierras castellanas, en concreto a Valladolid, para dar una charla sobre el mundo de los murciélagos y su detección con aparato heterodino en el Centro de Interpretación de la Ribera del Duero en Castronuño.

Gusto dio disfrutar de la benigna meteorología que brindaba esta provincia huyendo de la "quasi-eterna" nube de Cantabria y gusto dio disfrutar de la multitud de aves que en estos momentos anidan en los entornos por los que me moví, siempre en compañía de mis maravillosos amigos Juanmi y Tere (blog "OjoLince y Sra").

El domingo por la mañana nos desplazamos a la Laguna de El Raso, en la Pedraja del Portillo. Me llamó la atención la concentración de Cigüeñuela (Himantopus himantopus) en las diferentes charcas ... era impresionante, pudiendo ser observadas en distintas facetas : alimentándose, en vuelo, incubando, reclamando .... se mostraban especialmente agresivas con otras especies que merodeaban su territorio. Pongo algunas imágenes captadas de éstas :











Cigüeñuelas



Un grupo de Azulones (Anas platyrhynchos) nos estuvo sobrevolando un buen rato sin decidirse en dónde aterrizar .... 





Azulones



Mientras observábamos la vida en las lagunas un par de Lavanderas Boyeras (Motacilla flava) merodeaban reclamando muy cerca del lugar en el que nos encontrábamos.







Motacilla flava


Disfruto mucho en este espacio de las Lagunas de El Raso cada vez que tengo oportunidad, el cual recomiendo a todo "pajarero" que se mueva o pase por la zona.

Y es que el sábado lo tuve casi exclusivamente para la charla que impartí en el Centro de Interpretación .... disfruté de lo lindo, gente interesada y con ganas, buen ambiente y muchas detecciones de diferentes especies .... ¿qué más se puede pedir?




Dando la "chapa" al personal



Cenando todos juntos en plan "pic-nic", quizás la parte que más gustó del evento



Salida nocturna para detectar murciélagos



Espero volver a disfrutar pronto de estas tierras castellanas que tanto me gustan.

Un saludo y gracias por seguir mi blog


martes, 6 de mayo de 2014

Los hijos de Epona

Epona, diosa celta de los caballos, la fertilidad y de la Naturaleza.

Numancia, ciudad celtíbera de la tribu de los arévacos sita en el Cerro de la Muela en Garray (Soria) entre los ríos Duero y su afluente el Merdancho, resistió a las legiones romanas durante al menos 21 años y una vez conquistada por estos últimos pasó a ser ciudad romana gracias a su situación estratégica hasta su declive y abandono en el siglo IV d.c.





Zona sur del yacimiento de Numancia



Mientras visitaba la zona en compañía de mi familia comprobé que la ciudad estaba habitada por algunos de los hijos de Epona. Las Collabas Grises (Oenanthe oenanthe) aprovechaban los infinitos huecos que quedaban entre los caídos muros para hacer sus nidos.





Collalba Gris



Las Alondras Comunes (Alauda arvensis) se contaba por decenas llenando el lugar de cantos y reclamos, ya fuese sobre las piedras del yacimiento o en el aire con mariposeante vuelo. En alguna ocasión alguna llevaba aporte al nido, uno de los cuales vió mi mujer, o llevaban en sus picos los sacos fecales de sus pollos lejos para evitar descubrir su ubicación a los enemigos.









Alondras Comunes


Termancia (Tiermes) fue otra ciudad celtíbera que siguió los mismos pasos que Numancia : primero celtíbera y después romana.

Otros hijos de Epona la pueblan en la actualidad. Colonias de Avión Roquero (Ptyonoprogne rupestris), Grajilla (Corvus monedula) y Chova Piquirroja (Phyrrocorax phyrrocorax) han encontrado su refugio en las paredes rocosas donde la ciudad fue construida.


Termancia (Tiermes)



La presencia de Cigüeña Común es muy numerosa en la provincia



Los hijos de Epona también se dejaban sentir en los vastos pinares de la zona norte. Decenas de pajarucos reclamaban entre las ramas lo que hacía bastante difícil su observación.




Mi familia disfrutando de las maravillas del bosque



Me sorprendió bastante la cantidad de Zorzal Charlo (Turdus viscivorus) que había en estas masas forestales, por cierto abundantísimos a la vez que muy esquivos y huidizos.


Zorzal Charlo


Otra cosa que me sorprendió fue ver varios hormigueros de unas dimensiones podríamos decir amplias. Hablo de hormigueros de 1,70 x 1,70 mts. y casi un metro de altura.




Uno de los hormigueros y la especie de hormiga que lo habita, por cierto 
de buenas dimensiones


Un Zorro (Vulpes vulpes) paso muy cerca de nosotros en uno de los paseos que dábamos por sus entornos naturales. Se mostraba bastante confiado, demasiado quizás .... el aspecto de su rabo puede que me haga pensar que no estaba muy bien.



Zorro


No es ni por asomo el mismo comportamiento que pude observare en los numerosísimos Corzos (Capreolus capreolus) que vi en este viaje, incluso en los límites de la ciudad de Soria, un comportamiento de lo más huidizo y desconfiado. No se, me huelo que a algunos de los hijos de Epona se les da "matarile" de lo lindo en esta tierra en la que abundan los cazadores ... y posiblemente los "escopeteros".





Corzos en un trigal


Es una tierra que merece la pena para el amante de la Naturaleza y a la cual espero volver sin tardar mucho un poco más tranquilo, pues fue principalmente un viaje familiar para visitar yacimientos y museos pasión por cierto de mi mujer que también se lo merece.

Un saludo y gracias por seguir mi blog, recordándoos que nosotros también somos hijos de Epona aunque en algunas ocasiones el género "humano" lo ha olvidado.