miércoles, 27 de mayo de 2009

Visita a las Lagunas de la Nava

El pasado domingo día 24 de Mayo el Grupo Local de SEO Santander organizó una salida a las Lagunas de La Nava, en Palencia.

A las 8,00 h. un grupo de 60 personas tomamos un autobús que nos llevaría a este lugar.

Una vez allí la primera visita fue al Centro de Interpretación, situado en una casona antigua del centro del pueblo e infestada de nidos de Avión Común. Numerosos ejemplares de esta especie se mezclaban a su vez con varios Vencejos Comunes volando sobre los tejados y campanario del pueblo en el que una Cigüeña Común había hecho su nido.

Finalizada la visita nos dirigimos al primer punto de observación, el observatorio de Corralillos. Entre los arbustos y arbolillos del lugar había numerosos Trigueros con su estridente canto, algunos Gorriones Molineros y varias Lavanderas Boyeras. Tres Garzas Imperiales pasaron sobrevolando la zona y otra buscaba alimento en un prado cercano.


Aspecto de la laguna desde el observatorio. En la isleta varios Azulones y Avefrías
descansaban.



Garzas Imperiales volando sobre la laguna


En la laguna numerosas Avefrías y Anades Azulones en una isleta y algún Somormujo Lavanco nadando configuraban las principales vistas.



Azulón y Somormujo Lavanco


Algunos Aguiluchos Laguneros y un grupo de Fumareles Cariblancos sobrevolaban dicha laguna y un Archibebe Común salió volando de unos carrizos emitiendo ese grito de alarma tan familiar.

Estuvimos en este lugar un buen rato disfrutando tanto del buen tiempo que hacía como de las bonitas observaciones que estábamos haciendo y nos disponíamos a partir cuando un pequeño Lagarto Ocelado que no hacía más que salir y entrar en un agujero llamó la atención de casi todo el grupo.




Una de las numerosas Lavanderas Boyeras que había en el lugar

Posteriormente nos dirigimos al observatorio Colada de Carrepalencia, una casa que se ha restaurado como observatorio a orillas de la laguna y la cual también es usada por alguna pequeña rapaz nocturna (autillo, cárabo o mochuelo) a juzgar por la cantidad de egragopilas encontradas en el suelo.

Numerosos Carriceros Comunes, Ruiseñores Bastardos y una Buscarla Unicolor cantaban en los carrizos cercanos a la casa.



Buscarla Unicolor cantando entre los arbustos

En las charcas que quedaban había numerosas fochas y ánades comunes con polluelos. También pudimos ver una pareja de Cigüeñuelas y un grupo de seis Ansares sobrevolando el observatorio.
Uno de los que íbamos avistó un Martinete mientras estábamos comiendo … y es que está visto que hay que tener el bocadillo en una mano y los prismáticos en la otra.

Aquí también abundancia de Lavandera Boyera, Triguero, Gorrión Molinero. Una Abubilla pasó frente al grupo mientras nos dirigimos al autobús.






Había numerosos Gorriones Molineros y Trigueros en una casa
de labranza cercana al observatorio


Casi en el momento de tomarlo alguien nos avisó de que estaba viendo a un macho de Avutarda en pleno cortejo nupcial con dos hembras …. todo un acontecimiento. También pudimos ver una Cogujada Común en el aparcamiento; me pareció raro ver tan solo este ejemplar en todo en viaje, en cierta manera abundante en cunetas de carreteras y caminos de estos lares.




Foto de grupo de los participantes de esta salida


A pesar del buen tiempo que disfrutábamos numerosas nubes anunciando tormenta se acercaban y aun nos quedaba la última visita de la jornada, algún lugar en el pudiésemos disfrutar de algún ejemplar de ave esteparia ... y ciertamente la cosa no nos fue nada mal.

Paramos en la Ermita del Cristo de Acebes, un paraje cercano a Guaza de Campos. La tormenta había arreciado y teníamos bastante mal tiempo. Pero mereció la pena aguantar por el espectáculo del que disfrutamos : un bando de más de 50 Avutardas junto con algunas Cigüeñas Comunes en una explanada cercana, varios Aguiluchos Laguneros y una Lechuza Campestre sobrevolando los campos, una pareja de Cernícalo Primilla junto con varias Golondrinas Comunes, el canto de Codornices, trigueros,......

La lluvia nos terminó echando, pero al final disfrutamos de un bonito día de observaciones

lunes, 4 de mayo de 2009

Fin de semana en León

Llega el buen tiempo. En estas fechas primaverales las tierras de Castilla-León albergan bastantes especies que los que vivimos en el norte no podemos observar en nuestra región, al menos en la zona más septentrional.

Este fin de semana aproveche para ir a León a visitar a unos amigos y la verdad es que disfruté de unos paseos muy interesantes en cuestión de observaciones a pesar de que cometí el gran error de no ir con los prismáticos y el telescopio, error que no creo que se repita.

Las primeras alegrías, podríamos decir, ya las tuve en carretera camino de esta ciudad y más en concreto en los páramos que discurren entre Osorno y León.

Las observaciones en este trayecto de Aguilucho Pálido y Aguilucho Cenizo fueron continuas y muy numerosas. Daba gusto verlos planear por encima o a los costados de la autovía a escasísima altura tal y como hacen los milanos en nuestra región, imagino que en busca de piezas atropelladas o heridas. También alguna Cogujada Común se dejaba ver a la orilla de la carretera con el mismo fin, a la búsqueda de insectos atropellados. Un par de Milanos Negros y un Aguila Calzada en fase clara fueron el resto de los avistamientos más interesantes del trayecto.

En la ciudad de León me ha llamado la atención la gran cantidad de Verdecillos y Colirrojos Tizones que había. Cualquier árbol o arbusto en los jardines e incluso antenas de televisión servían de posadero a los primeros para emitir su desgarbado pero bonito canto.




Verdecillo cantando


Los “chisporroteos” de los segundos también se oían mucho, sobre todos en las zonas de edificios del casco histórico de la ciudad o en los pocos muros de adobe que quedan de pie en contadas zonas de la periferia donde algunas casas con ganado “aguantan” el empuje urbanístico.

Varias Cigüeñas tenían su nido instalado en las iglesias o monumentos de la urbe, pero los nidos ya no son tantos como cuando hace trece años venía a esta ciudad. Quizás las “exigencias” urbanas han hecho que se retiren muchos de ellos … quien sabe. También se veían numerosos Vencejos y alguna Grajilla sobrevolando las torres de la Catedral o picoteando en las rotondas y jardines.



Nido de Cigüeña en un pilar situado en la zona antigua de la ciudad



En la ciudad pude ver alguna Paloma Torcaz entre lo más frondoso de los árboles


Hay una zona a las afueras de León llamada La Candamia donde se alternan pastizales en los que vacas y ovejas pastan con zonas verdes en las que la gente disfruta de la naturaleza andando, en bicicleta o practicando algún deporte. El río Torío transcurre por el lugar y numerosos chopos, álamos y demás árboles y arbustos de menor porte forman un bonito bosque de galería. Es una zona perfecta para practicar por estas fechas la observación de aves.

Mirlos, Verdecillos, Currucas Capirotadas, Jilgueros, Zorzales Comunes, Cucos, Ruiseñores Bastardos, Carriceros Comunes, Verderones…., llenan con sus cantos el lugar.






Mirlo cantando en uno de los árboles de la zona

Mientras paseaba acercándome a los pastizales me dejó asombrado el canto de dos Ruiseñores Comunes en un zarzal y a los cuales pude observar por primera vez en mi vida. Doy toda la razón a los que dicen que este ave tiene el canto más bonito de todas.





Los dos Ruiseñores Comunes

Mientras disfrutaba de estos cantos un Pico Picapinos pasó volando como una flecha muy cerca de donde estaba y dos Pitos Verdes “relinchaban” en una chopera cercana.

En un regato cercano una Rata de Agua nadaba a toda velocidad asustada por mi presencia y se escondía entre la maraña de zarzas y arbustos que había en la orilla.



Rata de Agua


En un prado del lugar que estaba inundado en varios puntos se concentraban al menos 15 Cigüeñas así como varias Urracas, Grajas, Grajillas y Golondrinas. También en árboles aledaños había varias Cigüeñas más crotoreando o en sus nidos.

















Varias fotos de Cigüeñas y Golondrina posada en un cable


Estas últimas observaciones las hice bajo un árbol en el que dos Mosquiteros saltaban de rama en rama. No he sabido distinguir bien a que especie pertenecían, pero muy posiblemente se tratara de Mosquitero Musical o Ibérico.